Cómo gestionar su salario en el desempleo, vea consejos

ANUNCIOS

En tiempos de confusión, es fácil entrar en pánico. Ya sea debido a una pandemia global, una recesión, un desastre natural o un simple capitalismo, perder el trabajo es un temor legítimo para muchos. Si te estás preparando para lo peor o entró en el desempleo recientemente, tenemos algunos consejos para ayudarte a superarlo.

1. Solicite el desempleo
Si te despidieron, solicita el desempleo inmediatamente. Tendrá que demostrar que tiene derecho, y tendrá que solicitar un cierto número de trabajos cada semana mientras recibe los beneficios. Incluso si no crees que calificas, vale la pena intentarlo. Bajo ciertas circunstancias, puede que aún califique para el desempleo si renuncia o es despedido. Consulte con el departamento de trabajo de su estado para conocer los requisitos específicos y el proceso que deberá seguir.

Desempleo (Foto: Pixabay)
Desempleo (Foto: Pixabay)
ANUNCIOS

 2. Revise y reduzca sus gastos
Revise sus gastos y reduzca los costos donde pueda. Reduzca los gastos mensuales eliminando los gastos no críticos. Reconocemos que lo que algunos consideran “no críticos” son de hecho muy críticos para otros. Hace unos años, Internet se consideraba un lujo, pero sabemos que es una conexión necesaria para la mayoría de la gente hoy en día. Busque gastos que no sean críticos para usted. Esto podría ser tan pequeño como renunciar a su café matutino o tan grande como vender su auto. Haga un inventario de sus gastos y determine cuáles puede reducir, aunque sea por poco tiempo.

Pero no te lleves todos los derroches. Sigues siendo humano, y todavía te mereces un café con leche y una tostada de aguacate o un nuevo par de zapatos de vez en cuando. No estamos aquí para juzgar.

3. Contacte con sus acreedores
Acreedores es sólo una palabra elegante para la gente a la que le debes dinero. Pueden parecer intimidantes, pero no son inaccesibles. Si ha reducido sus gastos pero aún tiene cuentas que no puede pagar, contacte con sus acreedores y empiece a negociar. Haga arreglos para reducir los pagos o demorar los pagos hasta que se recupere.

La mejor táctica es ser honesto y directo sobre la situación. Todo el mundo, incluso el IRS, conoce a alguien que ha sido afectado por el desempleo. Diga la verdad y dígales que está dispuesto a elaborar un plan durante esta fase de su vida. El aplazamiento de pago variará dependiendo de la empresa, pero cada pequeño detalle puede ayudar.

ANUNCIOS

4. Crear un presupuesto
Una vez que hayas buscado formas de reducir tus gastos y -esperemos- pagar a tus acreedores, haz un presupuesto mensual. No olvides tener en cuenta esas veces en las que querrás una pinta de Ben and Jerry’s. Aunque normalmente empezarías con la regla 50/30/20 (50% de tu sueldo neto dedicado a tus necesidades, 30% para deseos y 20% para ahorros) tu presupuesto puede ser 85% necesidades, 10% ahorros, 5% deseos ahora mismo.

Recuerda que un presupuesto es un documento vivo. Tu situación financiera no se mantiene estática y tu presupuesto tampoco debería hacerlo. Tu presupuesto debe funcionar para ti, no al revés. Haz los ajustes necesarios para encontrar un presupuesto que funcione para ti durante este tiempo.

Lea más: Inflación en la zona de euro aumenta y preocupa economistas

5. Deje su cuenta de jubilación en paz
Si tienes una cuenta de jubilación, puede ser tentador recurrir a ella durante un período de desempleo. A menos que sea una emergencia, un retiro temprano de 401K -sujeto a un cargo por retiro temprano- no es recomendable. Algunos planes prevén distribuciones por dificultades, que eximen de la multa por retiro anticipado, pero la elegibilidad es limitada. Asegúrate de consultar a un profesional antes de decidirte a sacar algo.

6. Encuentre un trabajo a tiempo parcial
Encontrar un trabajo a tiempo completo es estresante y, dependiendo de la economía y su situación personal, increíblemente difícil. Mientras tanto, considere la posibilidad de buscar un trabajo a tiempo parcial o iniciar un negocio de servicios como la limpieza, la asistencia virtual o la pintura. Cualquier pequeño ingreso adicional que pueda aportar durante este tiempo puede ayudar.

7. Respira
La gestión de las finanzas cuando se está desempleado puede resultar aterradora, frustrante e imposible, pero cuando se da un paso atrás para evaluar la situación se pueden encontrar soluciones viables. Lo principal que hay que tener en cuenta es que tienes opciones. Toma un respiro y no tengas miedo de pedir ayuda cuando la necesites. Manténgase al tanto de sus finanzas, trate de mantenerse positivo, y muy pronto otra oportunidad estará a la vuelta de la esquina.