Dinero y matrimonio cómo neutralizar las situaciones

ANUNCIOS
ANUNCIOS

El dinero puede ser uno de los temas más difíciles de discutir para una pareja. No es de extrañar entonces que a menudo encabece la lista de las causas más comunes de las discusiones en el matrimonio.

Las parejas que tienen una visión desequilibrada del dinero pueden sufrir estrés, conflictos y daños emocionales. Pero en lugar de ser contenciosos, las discusiones sobre asuntos de dinero pueden fortalecer el vínculo en una relación/matrimonio.

Matrimonio (Foto: Pixabay)
Matrimonio (Foto: Pixabay)

¿Por qué, sin embargo, el dinero causa tantos problemas en un matrimonio? ¿Y qué medidas prácticas puedes tomar para que el dinero sea un tema constructivo en lugar de polémico?

ANUNCIOS

A menudo, los desacuerdos sobre el dinero no son realmente sobre el dinero o el crédito, sino sobre la confianza o el miedo. Por ejemplo, un marido que exige a su mujer que dé cuenta de cada céntimo que gasta puede estar diciendo realmente que tiene poca fe en la capacidad de ella para gestionar las finanzas familiares. Y una esposa que se queje de que su marido ahorra demasiado poco podría estar expresando en realidad su temor de que algún acontecimiento futuro cause un daño financiero a la familia. Cualquiera que sea la razón de la tensión, es importante que hagas que tu dinero trabaje para tu relación/matrimonio y no en contra de ella. Entonces, ¿qué puede hacer para lograr una mejor gestión del dinero?

1. Aprender a hablar con calma sobre el dinero

Dependiendo de sus antecedentes, puede sentirse incómodo al consultar a otros, especialmente a su pareja, sobre el dinero. Aún así, la sabiduría dicta que aprendas a discutir este importante tema. Por ejemplo, ¿por qué no le describe a su pareja/cónyuge cómo cree que le ha afectado la actitud de sus padres hacia el dinero? Además, intente comprender cómo los antecedentes de su pareja han influido en su actitud.

ANUNCIOS

No tiene que esperar a que surja un problema para hablar de dinero.

2. Acuerden cómo se verán los ingresos

Si usted es el único que gana un salario, puede honrar a su cónyuge considerando sus ingresos no como dinero personal sino como dinero familiar. Si ambos ganan dinero, pueden honrarse mutuamente revelando sus ingresos y gastos importantes. Si se esconden de su cónyuge, pueden socavar la confianza y causar daños a su matrimonio. No es necesario que consulten a su pareja antes de gastar cada centavo. Pero si discuten compras mayores, prueban que valoran la opinión de su pareja.

3. Pongan sus planes en papel

Lea más: Consejos de economía en el verano, entienda más

Una buena manera de planificar el futuro y evitar desperdiciar el trabajo duro es crear un presupuesto familiar. Tu método de hacer un presupuesto no tiene por qué ser complicado. Si rara vez paga sus cuentas en efectivo, ya sea mediante la banca electrónica o una tarjeta de crédito, es especialmente importante que tenga un plan y lleve un registro de sus gastos.

4. Acuerde quién hará qué

En algunas familias, el marido se ocupa de las finanzas. En otras, la esposa se encarga de esta responsabilidad. Muchas parejas, sin embargo, eligen compartir la carga. Cualquiera que sea su método, la clave es trabajar juntos como un equipo y como un matrimonio.