Tarjetas de Crédito Departamentales: ¿cómo usar?

Si no cuentas con historial crediticio suficiente para tramitar una tarjeta de crédito o no tienes un ingreso de dinero demasiado alto, pero necesitas crédito o te interesa comenzar un score crediticio, la mejor opción es aplicar a las tarjetas de crédito departamentales.

Otro de sus beneficios es que no suelen cobrar por anualidad o apertura. Usar productos financieros conlleva obligaciones y responsabilidades que los usuarios deben tomar en cuenta para no caer en malas prácticas que afecten su bolsillo.

Pautas generales para usar tarjetas de crédito departamentales

Tienen bajo límite de crédito

La línea de crédito en la tarjeta departamental la determinará el comercio responsable y los ingresos que puedas comprobar.

tarjetas de crédito departamentales
Si no cuentas con historial crediticio suficiente para tramitar una tarjeta de crédito, tu mejor opción es buscar las tarjetas de crédito departamentales. (Foto: Créditos en México)

Pueden ser su mejor opción

Una tarjeta departamental conviene sobre todo si es la primera vez que lo haces. Podrás comenzar tu historial en buró de crédito y después solicitar alguna tarjeta de rango mayor o incluso pedir una tarjeta de crédito al banco.

No cobran anualidad

Hay parte de mito y parte de verdad, pues depende de la tarjeta. En el caso de la tarjeta Suburbia, ésta tiene un valor de $249 más IVA y la de Walmart tiene uno de $500. Pero en este caso, al igual que con los bancos, pagar una anualidad te da derecho a ciertos beneficios o descuentos en el comercio, ¡aprovéchalos!

No pueden usarse en comercios externos

Hay algunas tarjetas de crédito departamentales con las cuales sí puedes realizar compras en comercios que no sean precisamente la institución que la otorga, la clave radica en si tienen respaldo de Visa o Mastercard. Ejemplo de esto que hablamos son las tarjetas Liverpool Premium Card y BanCoppel Visa.

Cobran menos intereses que una tarjeta de crédito

Claramente la tasa de interés varía según la tarjeta y la entidad que la emite, y usualmente estas sí pueden ser más altas que las de una TDC. En el caso de una departamental se puede alcanzar el 80%, aunque de igual forma es importante revisar el CAT.

Sé puntual en los pagos para no generar intereses

De igual forma, aprovecha las promociones que los comercios suelen poner durante ciertas temporadas, suelen ser los mejores momentos para hacer compras.

Al explorar tus posibilidades en el caso de tarjetas de crédito departamentales, evalúa bien sus beneficios y si es que te servirán de verdad en un futuro.Aho ra que ya sabes un poco más sobre las tarjetas departamentales, date una oportunidad para investigar más a fondo sobre aquella que te interese más y anímate a ir por esta opción.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.