¿Qué son las tarjetas de crédito sin anualidad?

La anualidad, también conocida como comisión anual, es un pago anual que tienen ciertas tarjetas de crédito. Este cargo se aplica de forma automática al saldo de la tarjeta en cuestión. Además, el pago se tendrá que hacer sin importar si se utiliza el plástico o no. Hay algunas instituciones financieras que proveen tarjetas de crédito sin anualidad con la condición de que mantengas un saldo mínimo en ésta. Hay otros casos en que eres libre del pago de anualidad durante el primer año.

En el momento en que hayas elegido la tarjeta que se adecua más a tu perfil y necesidades, lo único que te queda hacer es solicitarla. Hay diversas maneras para hacerlo. Por ejemplo, puedes ir a alguna sucursal o a través del servicio en línea o por teléfono. 

tarjetas de crédito sin anualidad
¡Descubra en qué condiciones puede obtener tarjetas de crédito sin anualidad! (Fotografía: Expanción)

Comprenda más sobre cómo funcionan las tarjetas de créditos sun anualidad

Uno de los principales factores que toma en cuenta el banco para aprobar o no tarjetas de crédito sin anualidad es el historial de crédito. El Buró de Crédito registra la información financiera de todos los mexicanos y la comparte con los bancos. Así éstos pueden conocer cuál es tu comportamiento respecto a las deudas.

El historial crediticio es el que cataloga cómo eres en cuanto a los pagues que debes hacer. Todo esto genera una calificación que los bancos y entidades revisan. En el caso de tener un score crediticio que se sitúe debajo de los 600 puntos, es bastante complicado que te den la tarjeta de crédito.

Los ingresos que tienes es otro de los aspectos que lo bancos e instituciones financieras tienen en cuenta. Cuando más ingresos tienes, tu capacidad de pago es mejor, por lo que es más fácil que te otorguen una tarjeta.

En el caso que pidas tarjetas de crédito en línea, los procedimientos son más fáciles y las posibilidades de que te otorguen una también. Aunque no vas a pagar las anualidades con estos plásticos, debes tener en cuenta que las instituciones financieras nunca van a perder y, a cambio de cobrar los pagos anuales, van a moderar algunos de los beneficios que tienen.

Por ejemplo, algunas tarjetas sin anualidad tienen una tasa de interés del 30%, aunque algunas pueden llegar a cobrar más del 50%. En cambio, la tasa de interés de las tarjetas que sí cobran anualidad siempre está por debajo del 30%.

En el caso que tengas deudas con las tarjetas de credito sin anualidad, te recomendamos que las pagues cuanto antes mejor, ya que la deuda se incrementa de forma importante debido a la tasa de interés. Tampoco aconsejamos retirar efectivo con el crédito de estos plásticos, ya que tienen un promedio de recargo de 10%, además de otras comisiones.