López Obrador busca soberanía (Foto: Pixabay)

López Obrador insiste al fiscal de EU en relación a soberanía mexicana

El presidente mexicano, AMLO,  recibió la visita del fiscal general de Estados Unidos, William Barr, en Palacio Nacional. El encuentro ocurre una semana después de que el presidente estadounidense, Trump anunciara su intención de designar a los carteles como terroristas en las listas del Departamento de Estado. López Obrador ha revelado tras el encuentro que Barr ha sido receptivo con la posición del Gobierno mexicano de respeto a la soberanía del país latinoamericano. “Como abogado comprende que nuestra Constitución nos obliga a ceñirnos a los principios de cooperación para el desarrollo y a la no intervención en política exterior”, publicó el presidente en Twitter.

El asunto ha vuelto tensas las relaciones entre ambos países en los últimos días. Trump explicó en una entrevista con el periodista conservador Bill O’Reilly que lleva más de tres meses buscando la posibilidad de clasificar a las organizaciones criminales de México. La masacre de la familia LeBarón, de origen estadounidense, el mes pasado en los límites entre Sonora y Chihuahua elevó el debate entre ambos países sobre la estrategia de seguridad de México frente a los cárteles. Después de la matanza, Trump ofreció apoyo militar a México e insinuó que enviaría al Ejército a la frontera sur, pero López Obrador rechazó la propuesta argumentando que se trataba de un tema de política interior.

López Obrador busca soberanía (Foto: Pixabay)

López Obrador busca soberanía (Foto: Pixabay)

Tras la comparecencia con el presidente, el fiscal Barr ha acudido a la Secretaría de Relaciones Exteriores para reunirse con el secretario Marcelo Ebrard; el ministro de Seguridad, Alfonso Durazo; y el titular de la Marina, Rafael Ojeda. La cancillería ha informado que la conversación ha girado en torno a los crímenes que involucran a ambos países. “Conversaron sobre cooperación en materia de tráfico de armas, lavado de dinero, trasiego internacional de drogas y cómo hacer frente en conjunto al crimen transnacional y al tráfico internacional de drogas”, explicó Exteriores en un comunicado.

El fiscal Barr agradeció a la autoridades mexicanas los esfuerzos en la investigación sobre la masacre de la familia LeBarón. “Hablaron sobre la importancia de ir tras las redes financieras ilícitas y desmantelar el flujo ilegal de dinero, armas y drogas, así como el combate a la corrupción y el fortalecimiento de la cooperación para llevar a los criminales ante la justicia”, profundizó sobre la visita el Departamento de Justicia, en un comunicado.

Desde septiembre, Ebrard había intentado llevar la atención hacia el creciente flujo de armas ilegales que cruzan la frontera entre México y Estados Unidos. El canciller aseguró entonces que 567 armas ingresaban diariamente a México y que buena parte de ellas terminaban en manos de estos grupos criminales. Para atender este y otros asuntos relacionados con la seguridad binacional, ambos países crearon un Grupo de Alto Nivel de Seguridad en el que además de los funcionarios mexicano también participa el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau.

El Gobierno estadounidense ha incrementado la atención sobre México en temas de seguridad, a pesar de que al principio del año todos los reflectores estaban en el tema migratorio. La estrategia de seguridad de López Obrador se ha enfocado en la creación de una nuevo cuerpo de seguridad de naturaleza militar —la Guardia Nacional— que todavía no alcanza todos los rincones del país donde diariamente se registran  casi 100 homicidios. Aunque la violencia no ha menguado el presidente mexicano se ha negado a redireccionar los esfuerzos para reducir la criminalidad.